domingo, 30 de noviembre de 2014

Digitalización: el laboratorio digital


A diferencia de la fotografía analógica, la fotografía digital se almacena y edita en ordenadores gracias a programas de edición de imágenes, que nos ofrecen un gran abanico de posibilidades a la hora de trabajar con imágenes. 

Todo ello de una forma limpia, inmediata y con la posibilidad de eliminar el deshacer todo aquello que no nos guste como nos ha quedado, volviéndolo al estado en el que estaba. 

Entre los programas de edición, el más conocido puede ser el Photoshop, ¿os suena verdad?, el inconveniente que tiene este programa es que es de pago, aunque te dejan usar una versión de prueba de 30 días.

Sin embargo, hay una gran cantidad de programas que ofrecen funciones parecidas y son de software libre, es decir, gratuitos. Entre ellos está el gimp, que además, es muy fácil de usar. 

Para que aprendáis a manejar estos programas vamos a hacer una breve descripción de cada una de sus herramientas.

  • Herramientas de selección: como su propia palabra indica, permiten seleccionar la parte de la imagen que deseas editar.Entre las herramientas de selección se encuentra la de "varita mágica" que selecciona bajo un rango de color definido, es decir, te selecciona los píxeles agrupados de un mismo rango de color. 
  • Herramientas de dibujo y pintura: son las que están representadas con un pincel, un lápiz o un aerógrafo. 
  • Tampón de clonar: sirve para hacer un duplicado de la parte de la imagen que queramos. 
  • Lupa: su función es ampliar o disminuir el porcentaje de visión de la foto, lo que es muy útil para trabajar con más precisión y detalle.
  • También cuentan con herramientas de corrección de exposición y enfoque. 

A veces al visionar una fotografía que hemos realizado, nos encontramos con una composición poco acertada, donde hemos recogido algún elemento indeseado o bien no respeta el nivel horizontal normal. 

Gracias a los programas de edición podemos corregirlo. Para delimitar el nuevo encuadre utilizamos la herramienta de recortar y posteriormente giramos la selección hasta conseguir el ángulo que corrija la inclinación defectuosa. Una vez realizada la nueva composición, sólo tenemos que aplicar el recorte.

Otra de las labores más frecuentes es la corrección del color. Por medio de los ajustes de color y otras herramientas similares, podemos afinar y reestablecer los colores naturales de la fotografía.

También se pueden modificar el brillo y contraste de una fotografía. Cuando tenemos una fotografía apagada, es necesario modificar sus niveles de tonos que se pueden equilibrar ajustando su histograma en el menú - niveles- o aumentando los valores de brillo y contraste, hasta que la imagen recupere las luces y sombras naturales. 

Además de retocar las variables de una fotografía, también nos permite reparar fotografías dañadas o manchadas, restaurándola gracias a las herramientas del programa de edición. Para ello podemos utilizar filtros digitales que se encargan de limpiar la imagen, también recurrir a la herramienta de tampón para clonar segmentos de la imagen o seleccionar zonas de color semejante, duplicarlas y pegarlas sobre el área a restaurar.

Existen otro tipos de técnicas que se han aplicado desde los primeros tiempos de la fotografía, como son los virados de tonos de color, que podemos realizar en nuestro ordenador de forma eficaz y sencilla. Se han creado filtros digitales que aplican el tono que queremos utilizar, a la imagen tratada. 

Además podemos colorear una imagen de escala de grises, pintando o aplicando selectivamente zonas de color. Una opcíón es utilizar las herramientas de dibujo y pintura, convenientemente aplicadas. Otra forma es hacer selecciones de las diferentes zonas que queremos colorear y por medio de la función de ajustes de color, ir aplicando a sombras, medios tonos y zonas claras los diferentes tonos, que consigan aportar a la fotografía, de una apariencia natural y equilibrada.

Una herramienta importante son los filtros digitales, gracias a los cuales conseguimos de forma inmediata, aplicar gran variedad de efectos, como variar texturas, distorsiones...

También tenemos la posibilidad de crear otros efectos gráficos, como la posterización o separación de tonos. 

Además, está el fotomontaje, que tiene gran importancia en el terreno de la edición digital.

Por último, otra de las posibilidades es elaborar álbumes digitales que a modo de presentación visual, se pueden mostrar en un ordenador o en un televisor.


Os recomiendo el programa Gimp, que es gratuito y ofrece muchísimas posibilidades de edición, no tiene nada que envidiarle a Photoshop.


video


No hay comentarios:

Publicar un comentario